ECO Salud Mental : BLOG

El juego en la psicoterapia infantil… mucho más que un juego.

                                                               

La psicoterapia infantil hace referencia al conjunto de técnicas y métodosusados para poderayudar a niñosque manifiestanproblemas emocionales y/o comportamentales.

  Con el término de Terapia de Juego, se hace alusión a toda intervención terapéutica en la que el juego se emplea como técnica, siendo la técnica más empleada en los tratamientos psicoterapéuticos de niños con edades comprendidas entre los 4 y 11 años. La Terapia de Juego cumple cuatro funciones principales que son las biológicas (aprendizaje de habilidades básicas, la liberación del exceso de energía,…), las intrapersonales (la exploración, la iniciativa, el dominio de situaciones, desarrollo cognitivo.,…), las interpersonales (las habilidades sociales y la separación-individuación) y las socioculturales con la imitación de los modelos de los adultos que admiran. 

Teniendo en cuenta que el lenguaje por definición de los niños es el juego, es obvio que las psicoterapias infantiles se  basen en su esencia en actividades lúdicas.

El juego, además de ser una fuente de diversión para los más pequeños, también les sirve como herramienta para explorar y descubrir el mundo, de comprenderlo, de adquirir conocimientos y por ende, para comunicarse; el juego es la manera natural de comunicación de los niños. Los niños a través del juego nos hablan tanto sus deseos como de sus miedos, nos expresan sus ansiedades y sus conflictos, etc.  

Por ello, e independientemente del marco teórico que se emplee en la psicoterapia, en la psicoterapia infantil el juego debe guiar en todo momento el proceso psicoterapéutico. A través del juego se crea una atmósfera segura que facilita que el niño pueda identificar y expresar sus emociones de manera adecuada para así poder elaborar y manejar sus dificultades y conflictos y sobre todo, que pueda intentar nuevas cosas con el fin de promover conductas alternativas adaptativas y funcionales.  

En concordancia con lo señalado, el juego al tener un papel protagonista en el trabajo con el niño, es fundamental que el psicólogo infantil cuente con la formación necesaria que le permita interactuar con los más pequeños mediante el juego, y emplear dicha herramienta para detectar las dificultades presentadas por los pacientes de más corta edad y poder ayudarles a su resolución.  La respuesta del psicoterapeuta infantil debe de responder a lo que está expresando a través del juego el niño, es decir, debe de reflejar los sentimientos, los pensamientos y las conductas del menor.  No hay que olvidar que es precisamente esta capacidad de devolverle al niño lo que está pasando lo que le va a permitir explorar nuevas vías de actuación.

Sintetizando, la psicoterapia de juego al acercarnos al mundo del niño, nos brinda la oportunidad de observar diversas problemáticas de naturaleza emocional o del desarrollo, permitiendo abordar los diferentes aspectos terapéuticos a través del empleo de los principales métodos psicológicos. 

                                           

        El juego es uno de los elementos que marca en la psicoterapia con niños una gran diferencia respecto a la psicoterapia con adultos.

El juego le ofrece al niño la oportunidad  de que pueda relacionarse de manera conciliadora con su malestar al ofrecerle una nueva visión desde dónde integrar sus emociones de una manera sana, promoviendo el crecimiento y desarrollo cognitivo. 


Tipos de juegos


Existen diferentes tipos de juegos a los que se puede recurrir a la hora de  ayudar al niño a expresar, elaborar y resolver sus conflictos emocionales.


  Juegos de expresión simbólica: Casa de muñecas, títeres, juego con animales, etc.

  Juegos de expresión corporal y movimiento: Danza, representación, juegos de imitación, etc.

  Juegos de expresión emocional: Fichas con caras, expresión a través de bailes, de dibujos, etc.

  Juegos de expresión creativa: Rompecabezas, cuatro en raya, juegos psicopedagógicos, etc.

  Juegos para trabajar las habilidades sociales: Cuentos específicos, servir de modelo, exponerlo a situaciones, etc.

  Juegos para fomentar la autoestima: Yo soy, la emisora de radio, el espejo, etc.


 Efectividad de la Terapia de Juego


     La Terapia de Juego ha mostrado ser especialmente efectiva  en:

        -  Liberación de exceso de actividad o energía.

        -  Autocontrol, dominio de las situaciones.

        -  Desarrollo de habilidades sociales.

        -  El aprendizaje de habilidades básicas en niños con dificultades cognitivas.


Miriam Navais  |  Psicóloga Clínica



Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: