ECO Salud Mental : BLOG

Ser o no ser (neutral)

Es un hecho (y todos los profesionales de nuestro ámbito estarán de acuerdo conmigo) que de las habilidades más importantes como terapeutas/psicólogos están la empatía, el no juzgar y el legitimar los sentimientos y comportamientos de la otra persona que tenemos delante. Una vez aprendidas estas y otras habilidades, no por ello menos importantes, estarán inherentes en nosotros como personas. Formarán parte de nuestra forma de ser, por lo que será muy difícil separarlas de nuestra manera de relacionarnos con el resto del mundo. 

Hagamos hincapié en una de las habilidades nombradas: NO JUZGAR. En realidad, es una de las características del ser humano: el pensar y juzgar -“nuestras acciones”- es lo que nos diferencia del resto de los primates -la clave está en la palabra “nuestras”, en lugar de en las de los “demás”-. Al emitir un juicio de valor intervienen aspectos sociales y culturales que vamos aprendiendo a medida que vamos creciendo y desarrollando nuestra capacidad moral e intelectual y es lo que nos permite movernos y encajar o no en “nuestra sociedad”. En mi opinión es una de las habilidades terapéuticas más complicadas de desarrollar, dado que nosotros los psicólogos, personas al fin y al cabo, también tenemos nuestro propio sistema de valores y creencias. Con lo cual separarnos de ello en el entorno profesional se hace cuanto menos difícil. Así pues, en la medida en que somos conscientes de lo complicado que resulta el desvincularnos de nuestros prejuicios y en lugar de evitarlos los aceptamos como propios y no del otro/a, podremos reconducirlos y llegarán a aportarnos una de las mayores satisfacciones personales dentro de nuestro ejercicio profesional. 

Y ustedes se preguntarán: ¿qué tiene que ver eso con el ser o no ser (neutral)? Pues es sólo un ejemplo para desarrollar la idea principal de esta pequeña reflexión, con la que estoy segura hemos lidiado en algún momento de nuestro ejercicio como profesionales de la Psicología: “¿No juzgo cuando ejerzo mi papel de psicóloga y sí lo hago cuando no estoy en terapia?” Entendemos que con lo dicho anteriormente la neutralidad en cuanto a los juicios de valor dentro de la terapia se hace extremadamente difícil.

“La acomodación al prejuicio produce la calma de un saber rocoso, provinciano e incuestionable. Normalmente, el prejuicio no tiene conciencia de sí, no existe para el sujeto que lo porta. Resulta invisible como la misteriosa materia oscura del universo, o por el contrario, transparente, por excesivo y cotidiano y obvio. Sólo emerge, a la luz de la mirada del otro diferente. Es por tanto un hecho de naturaleza esencialmente interpersonal” (José M. Pinto, 2007). Por lo tanto, prefiero descubrirlos e identificarlos a través del otro/a, aceptarlos como míos y al exponerlos intentar que perturben lo menos posible el proceso terapéutico.

Estoy hablando de ser auténticos, ser sinceros con nosotros mismos, hablo de permitirnos a nosotros mismos ser quien somos. En este sentido, como seres humanos, es muy difícil “controlar” nuestros prejuicios durante la terapia. Es muy difícil que podamos separarnos en dos personas diferentes: la profesional psicóloga y la persona quien soy. 

La clave está en que SOY muchas cosas: mujer, nieta, hija, hermana, compañera, amiga, esposa, madre, PSICÓLOGA, mediadora, entre otros roles y papeles que desempeño en mi vida, pero ante todo “PERSONA”: con mi historia vital, mi manera del ver el mundo, mis valores y principios, ni mejores ni peores que los del resto, simplemente los míos, los que me hacen ser quien soy. Y no me levanto una mañana y como me cambio de ropa, cambio de rol, no dejo de ser madre o amiga por ser psicóloga. Todos y cada una de ellos me conforman a mí misma, mi identidad personal y profesional. Si dejara de lado alguno dejaría de ser YO. 

Ser libre. Ser… con y sin miedos. Ser imperfecta. Ser autocompasiva. Ser auténtica. Ser con el otro/a. Ser quien quiera ser cuando quiera ser.

SER PSICÓLOGA, SIENDO YO MISMA

Tamara Zorrilla García, Psicóloga

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: